Arte y no maternidad

En demasiadas ocasiones hay realidades que no se nombran, de las que no se habla. Son casi secretos de familia. Y, como bien sabemos, lo que no se nombra no existe. Hacemos desaparecer el cómo, el proceso, los altibajos, las ilusiones y la cantidad de decepciones que en ocasiones nos encontramos cuando atravesamos ciertos procesos.

 

Ahora en concreto, me estoy refiriendo al proceso de búsqueda de embarazo, ya sea de manera natural o mediante diferentes tratamientos de fertilidad (FIV, ovodonación, etc). Sabemos que hay personas a las que el proceso les resulta muy corto y lo viven fenomenal, pero hay otras muchas a las que el camino se les torna largo y tedioso. y que después de un tiempo de búsqueda deciden que van a dejar de buscar.

Para darle visibilidad y sentido de comunidad a estas situaciones dolorosas y que se alargan más de la cuenta o que nunca llegan, me gustaría recoger la huella de esta experiencia en las mujeres que están o han estado por aquí:

 

Con qué te quedas, si encontraste otras cosas que no andabas buscando, cuál fue el momento más duro, si hay algo que te sorprendió más o dónde te saltaron las alarmas, no sé. Con el objetivo de que os sirva de expresión y de ayuda a otras mujeres que están en un lugar parecido.

Para ello te propongo crear un pequeño texto que recoja alguna parte del camino o un poema, collage, fotos, dibujos... cualquier manera es buena para poder expresarte y contarnos como está siendo o como fue tu experiencia. 

 

No hace falta tener conocimientos artísticos, nada estará bien o mal, se trata de poner voz a la experiencia vivida.

Detente donde tú quieras, el objetivo es compartir experiencias de todos los colores, las tuyas, las nuestras, con el fin de nombrar y poder expresar de la manera que sea una parte de lo vivido, porque este proceso también forma parte de tu relato de vida, de quién eres, de tu narrativa.

 

Porque poner palabras o formas plásticas a estas vivencias puede ayudarte a asentar lo que pasó. Al dibujar, nombrar y poner fuera de ti misma esa emoción, sensación o pensamiento, evitas que se vaya quedando incrustado en tu memoria emocional.

 

Y ojalá pueda ayudar a que otras mujeres sientan que no están solas.

 

Me puedes enviar tu testimonio por e-mail y si tienes alguna duda también puedes escribirme a: lauraest2004@gmail.com

​Puedes utilizar un pseudónimo si no te apetece escribir tu nombre real.

Me gustaría ir recopilando y compartiendo con todas vosotras las experiencias que vaya recibiendo a través del blog y de instagram. (Lauraesteban.terapeuta)

 

Muchas gracias por compartiros.